The Art of Travel

¡Hola!

Hoy me levanté reflexiva y con ganas de comentar una de mis películas favoritas: The Art of Travel (El arte de viajar).

the art of travel

Para introduciros un poco en el argumento, os voy a comentar en un par de líneas de que trata:

Conner Layne, el protagonista, está a punto de casarse con su primer amor, pero cuando fracasan los planes de boda, decide marcharse solo a su luna de miel a América Central. Lo que él no se espera, es que una vez allí, a partir de una serie de acontecimientos, su rumbo cambiará por completo y se verá sumergido en un mundo que él antes no conocía.

Hecha la introducción, voy a contaros mi reflexión al respecto. Y es que The Art of Travel, es capaz de describir el sentimiento del viajero y sus necesidades a la perfección. Como alguien, fuera completamente de esa mentalidad y estilo de vida, atrapado en su monótona y rutinaria vida, es capaz de engancharse poco a poco a ese estilo de vida una vez decide abrirse camino más allá de su propia burbuja.

A lo largo de la película se puede observar la evolución de Conner, tanto exteriormente como interiormente. La inocencia del principio desaparece y a medida que se va llenando de nuevas experiencias, se transforma en un viajero experimentado con una manera de ver y vivir la vida distinta. Y es que, decidir cambiar la tan preciada maleta de ruedas, por una mochila, siempre es el primer paso.

El protagonista se da una oportunidad a sí mismo, para conocerse, para experimentar, y abre por fin los ojos, antes cegados, al mundo. Descubre que hay más mundo, mundo más allá de su calle. Y como es normal, una vez lo pruebas ya no lo dejas y eso es lo que él hace, continúa, sin la necesidad de volver a casa. Porque ya no necesita volver a casa para saber que tiene una, o porque a lo mejor, ya no sólo tiene una, sino varias. Varias casas repartidas por el mundo, varios lugares a los que llamar hogar. Y aquí empieza el verdadero problema, cuando ya no perteneces a un solo lugar sino que perteneces a todos y cada uno de ellos.

Entonces toca pasar a la segunda fase, fase que también podemos ver en la película: la fase del desapego, del saber dejar ir y la importancia que conlleva el hacerlo.

Cuando viajas, conoces gente de todas partes del mundo, capaces de conseguir hacerse un hueco en tu corazón, gente estupenda a la que vas a tener que decir adiós y a la que verás más adelante, con mucha suerte, o como suele pasar en la mayoría de los casos, pasarán a formar parte de tus recuerdos.

Y todo eso se acaba, y tú sigues tu vida, pero esta vida ya no es ni será la misma. Ni tampoco lo serás tú.

Todas y cada una de esas personaste te habrán cambiado. Tu manera de ver la vida, de saborearla. Te habrán enseñado.

Y es que nada es permanente. Nada debe serlo. Porque la magia en lo permanente se pierde. Y si vuelves a coincidir con alguna de esas personas que alguna vez conociste en alguna que otra parte remota del mundo, ya no será lo mismo. Es la magia del viaje. La magia de un atardecer. De un amanecer. De la persona correcta en el lugar y la hora exacta. De una lista de reproducción creada únicamente para esa ruta en carretera. Porque si todos y cada uno de estos pequeños detalles cambiara lo más mínimo, ya no sería lo mismo. Y todos deben dejarse allí, en el lugar al cual pertenecen, congelados en el tiempo. Porque cuando queremos retener demasiado las cosas es cuando nos equivocamos.

Y a lo que a mi respecta, dejé de viajar sólo por los paisajes. Ahora viajo también por las personas. Por todas aquellas que me he encontrado y me encontraré en el camino. Las que me van a volver a cambiar y a las que yo cambiaré. Por esos intercambios gratuitos sin un fin. Por esas charlas, durante las noches y a la luz de la luna, donde eres capaz de cambiar el mundo junto con las personas que en ese momento te rodean y que a lo mejor, mañana ya no estarán. Y es que también viajo por las despedidas. Viajo para aprender a decir adiós. Para enamorarme de corazones y paisajes, y después saber desprenderme de ello sin que suponga una piedra en el camino. Y sonreír, sonreír por lo vivido.

Porque si alguna de esas personas debe quedarse a tu lado, se quedará, pero no porque tú lo necesites, no porque tú lo retengas. ¿Y si no?, sino se irán, se irán como vinieron, primero lento y después rápido. ¿Y tú?, seguirás. Buscando otros rincones, otras personas con las cuales conectar. Y volverás a decir adiós. Pero no, esta vez tampoco serás el mismo que ayer, ni que mañana…

Ni tú.

Ni ellos.

“Mastering the art of travel is not accomplished with practice or talent. No school will give you a bachelor’s degree in not getting shot while backpacking through eastern Africa. Or in avoiding Montezuma’s revenge on your trek through Mexico. It’s a way of life. Unknown to the majority, it’s almost impossible to convey to your friends back home over the course of a single conversation. It’s more of a feeling; it’s the excitement I experience the night before a trip. The high that comes with booking a one-way train ticket to a place I’ve never heard of. It’s the little things that so often go unnoticed. I used to think back to my wedding day and I wonder, how did I get here? Why me? And then I remember all that I’ve seen and done, the friends I’ve made, the countries I’ve called home, and all the bugs I’ve eaten by accident.”

“The art of travel is to deviate from one’s plans.”

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Isabel Hernández Tibau dice:

    Hola Marina! cómo estás? qué tal tu nueva vida, estás contenta’? Muchas preguntas no?, bueno ya veo que sí. por lo que cuentas de esa película . Parecería que tu síndrome de Wanderlust, está muy activado, y ahora lo importante es que eso te haga feliz..El ser humano tiene un abanico muy amplio de opciones para encontrarse cómodo, sereno, tranquilo y feliz y el tema es ENCONTRA ESA OPCIÓN que nos hace sentirnos vivos y felices.
    Marina, tú no me conoces, por eso te adelanto que siempre digo lo que pienso, lo que no quiere decir que sea prepotente ni avasalladora Puedo estar de acuerdo o no, pero eso no hace que me aleje de los que no son afines conmigo. Yo soy del tipo “familiera”me gusta ver a mis seres queridos, compartir cosas con ellos y no me representa eso ninguna atadura. Yo por ejemplo sí, los extraño,y estoy deseando verlos. Sin embargo te entiendo cuando dices que necesitas estar libre, ,andar sin cargas, conocer y dejar atrás, ir y venir a tu gusto, decubrir lugares y personas y seguir al día siguiente liviana, sin pesos que cargar, ni material ni afectivamente , y no puedo decir sin apenarte, porque eso no es parte de tu experiencia. Y mira que no estoy diciendo que eres insensibel, por Dios, no!! eres muy sensible, pero en este momento de tu vida te debes a tí, sólo a tí. Estás conociéndote, ya ves lo que dejaste atrás, familia comodidades carrera,… y para eso hay que ser muuuuuy valiente.Y lo eres, está en juego saber cuál es tu lugar en el mundo y con qué fuerzas vas a contar para lograrlo.
    .Adelante mi querida, …siente tu ángel !!!
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. mibanez30 dice:

      Gracias por tu comentario Isabel. Creo que no se me ha entendido bien entonces en algunos puntos, ya que cuando me refiero a dejar ir, no me refiero tampoco a olvidarme de esa gente o lugares como si nunca antes hubiera formado parte de ellos y los hubiera conocido, nada de eso. Me refiero a saber seguir adelante sin cargar con la pena que supone el separarte de todo aquello a lo que durante un periodo de tiempo sea corto o largo, has querido o te ha llenado como persona. A saber aceptar las despedidas sin que por culpa de ellas no puedas avanzar hacia adelante. Es obvio que la tristeza es inevitable cuando nos despedimos de algo a lo que hemos cogido mucho carino, pero me refiero a que esa tristeza no debe permanecer en nosotros, sino que tenemos que dejarla ir y en vez de eso, sonreir por lo vivido. A todo esto me referia 🙂 Un beso Isabel!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s