Reflexiones desde el cielo

¡Muy buenas!

Continuando con mi expereriencia irlandesa, voy a adjuntaros a continuación, un fragmento escrito durante las horas de vuelo hacía el destino esperado, Dublín. Y es que ya lo dicen, que por encima de las nubes se reflexiona mejor.

24 de septiembre del 2014, 14:58pm.

“Y quien me lo iba a decir a mí que tanto soñar empezaría a dar sus frutos tan pronto.
Desde pequeña que me persigue ese espíritu viajero, ese nosequé que hace que cada nueva experiencia me acabe sabiendo a poco y siempre quiera más, más y más. La necesidad de siempre partir. Pura droga. Pura adrenalina. Mi dulce manía de querer absorberlo todo, cada información, cada cultura y religión, ha hecho que me convierta en la persona que soy actualmente. Una maldita inconformista sin frontera alguna. Un culo inquieto, una loca de la carretera.

Y es que cuantas veces le habré repetido a mi querida madre siendo aún pequeña y a mí misma, que no tardaría en marcharme a vivir al extranjero. Y la verdad es que la compadezco a la pobre, tener que criar a una niña con “la cabeza llena de pájaros”, no es fácil. Una niña que vivía más en el mundo paralelo e imaginario que en el real. Que pasaba más horas al día soñando que despierta. Que cambiaba los videojuegos por los libros de aventuras y monstruos. Y que con solo dos pequeñas manos era capaz de crear mil y un inventos. Todo un mundo. Mi mundo.

Desde pequeña ya sabía que yo seria del mundo. Sin lugar fijo, sin un rumbo marcado, tan solo fluyendo por mí misma. Muchos intentaron marcarme pautas, ponerme reglas, caminos y ataduras pero yo rompí todas las cadenas y al final aposte por mi propia guía interna.

Dicho esto, aquí estoy, 24 de septiembre, subida en un avión rumbo a un nuevo país por descubrir, Irlanda. Un buen destino para empezar, ¿no creéis?.
El primero de muchos donde voy a vivir, no puedo tenerlo más claro.
La ilusión, la emoción y el nerviosismo ahora mismo están por encima de mí y que sensación más bonita.
Por primera vez en mi vida no tengo un rumbo marcado. Simplemente vagando, vagando por el mundo. Sé donde aterrizara el avión y cual será mi nueva residencia, a partir de aquí poca cosa más. ¿Qué voy a hacer después? ni idea. Y no sabéis lo excitante que puede llegar a ser la incertidumbre.

Después de haber visitado muchos países (nada comparado con todo lo que me queda) esta será mi primera experiencia viviendo en alguno y estoy más que preparada para esta nueva aventura y todo lo que me pueda aportar.

¡Que ojalá el viento me sea favorable!”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s